“Tu sexo es tuyo” y “Deseo”

    

La sexóloga Sylvia de Béjar ha pasado los últimos 20 años investigando y estudiando a la pareja humana y escribiendo sobre ella.

En su obra “Tu sexo es tuyo” reivindica una idea con la que estoy completamente de acuerdo: el sexo no es sólo un aspecto más de una relación, sino una parte muy importante y, por lo tanto, no debemos conformarnos con menos de lo que desearíamos, sólo porque los otros aspectos de la relación vayan bien. Si tu vida sexual de pareja no es la que desearías, tienes un problema que, tarde o temprano, se manifestará.

A colación de esto, su segunda obra “Deseo” es un gran manual de ayuda a parejas en esta situación. Qué hacer cuando un@ desea más que el/la otr@, o cómo salir de la rutina y recuperar la pasión, son algunos de los aspectos en los que la lectura de esta guía, ayudará de forma amena a sacar adelante una relación estancada o resucitar una muerta.

Mon Amour

Film del maestro italiano Tinto Brass, bastante alejado del erotismo grotesco, machista y de mal gusto de los ochenta.

Marta lleva unos meses casada pero su matrimonio, mejor dicho su marido Darío, ha perdido la pasión. Durante un viaje de negocios, mientras Darío trabaja, Marta se dedica a hacer turismo visitando catedrales. En una de ellas un desconocido, León, la observa y comienza a acosarla. Ella consigue desembarazarse y huir, pero no será la última vez que le vea. Coincidirán de nuevo y ella no podrá ni querrá evitar caer en la tentación, ante la pasividad de su marido y el aliento a hacerlo de su amiga, que se encuentra en su misma situación. León la hará disfrutar de nuevo del sexo, haciéndole plantearse acabar con su matrimonio. ¿Lo conseguirá?

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Cine erótico

En el océano de mi cama

Son las 7:45h. Por tercera vez paro la alarma del despertador del móvil. No tengo ganas de levantarme, sigo mentalmente inmersa en el sueño que estaba teniendo hasta que la dichosa alarma me ha sacado de él. Era tan real…

Siempre lo es cuando sueño con Él, hasta tal punto que, incluso una vez ya despierta, mi cuerpo desnudo sigue temblando de placer bajo las sábanas, como lo está ahora.

Mis pezones siguen duros, erectos, como mi clítosis, al que puedo notar perfectamente, como también noto mi coñito palpitante, como si toda esa actividad sexual soñada hubiera sido real.

Estoy caliente, muy caliente. Acaricio y aprieto mis pechos con una mano, mientras con la otra recorro mi cuerpo hasta comprobar que, efectivamente, estoy mojada, empapada, y tan dilatada que los dedos que introduzco se deslizan suavemente adentro y afuera. Pero no es suficiente… Me siento vacía, vacía sin esa polla que en sueños me llenaba una y otra vez.

Busco entre las sábanas a mi pequeño amigo, mi fiel compañero de noches solitarias, ese diminuto delfín que anoche, en el océano de mi cama, entre olas de satén, me había hecho vibrar con él mientras nadaba en el agua que brotaba de mi oscura cueva de placer, como ahora. ¡Uf! Esto está siendo rápido, voy a correrme… Sin dejar la maniobra ni alterar el ritmo, cojo el teléfono y marco. Un tono, dos…

– Sí dime.

– No digas nada. Sólo escucha.

– ¿El qué?

– Mmmmm…mmmmm…

– Victoria ¿estás…?

– Tú sólo escucha ¡aaah!

– Eres perversa…

– Sí pero ¿a que te gusta? ¡ah aaah aaaaah!

– ¡Bufff! Me la has puesto dura…

– ¡Aaah aaah aaaaaaaaaah! Mmmmm…

– Eres diabólica Victoria. Voy a requisarte ese delfín para que no puedas repetir esto. ¿Qué se supone que hago yo ahora con este alzamiento de armas?

Mmmmm ¿venir a desayunar? Te espero…

Relatos eróticos

Fantasías sexuales, sueños eróticos, deseos incumplidos, perversiones reprimidas…

Todas estas cosas tienen algo en común: son creadas por nuestro cerebro, a veces inconscientemente, otras causadas por nuestros impulsos, otras es la ociosidad la que las provoca y otras no sólo las creamos a nuestra voluntad, sino que además nos recreamos en ellas.

Mucho escribió Freud sobre el tema y aún más tiempo se dedicó a estudiarlo.

Yo tan sólo voy a narrarlo, para que tú puedas disfrutarlo.

Cine erótico

El erotismo en el séptimo arte ha sido mal calificado en muchas ocasiones de pornografía, 2 rombos, cine X, serie B…

A lo largo del tiempo ha tenido muchas denominaciones que significaban esto mismo y que no lo era en absoluto.

En este apartado recomendaré cine erótico, films con su línea argumental y su mensaje de fondo, todo ello envuelto en un velo de sensualidad y atado con un hilo de sexualidad.

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Cine erótico

Lecturas recomendadas

Además de escribir sobre erotismo y sexualidad, soy amante de la lectura con estas temáticas.

Aprecio desde el pequeño Harlequín de bolsillo hasta las extensas novelas de Nora Roberts, pasando por los clásicos como “La ingenua libertina”, y sin olvidarnos de contemporáneos como “La pasión turca”.

Cada uno de ellos y muchos más tendrán su pequeño espacio. Eso sí, prometo no revelar el final para no fastidiar a nadie.

Por otro lado, un libro siempre puede y debe ayudar y enseñar algo nuevo, por lo que también tendrán su hueco guías de sexualidad, manuales y libros de consulta de especialistas en la materia.

Y por supuesto, no podía faltar el libro entre los libros sobre la materia: el Kama Sutra, el cual ilustraré postura a postura.

Juegos para adult@s

La mayoría de la gente tiene 2 opiniones sobre los juguetes sexuales:

1ª Que se limitan a consoladores y bolas chinas para mujeres y homosexuales y muñecas hinchables para hombres, aunque también hay muñecos hinchables para mujeres.

2ª Que l@s que los usamos somos un@s pervertid@s.

Ambas afirmaciones son igual de falsas y retrógradas, también por 2 razones:

1ª Existe todo un universo de objetos, cosméticos, accesorios e incluso mobiliario diseñados y creados para obtener placer sexual, ya sea sol@ o acompañad@. Además algunos de ellos no sólo se limitan a ese fin, sino que tienen una utilidad práctica en otros terrenos, y otros tienen incluso propiedades terapéuticas y beneficiosas para la salud.

2ª La utilización de estos juguetes favorece tanto a las personas que los usamos a solas (ya que nos ayudan a autoconocernos, saber qué nos produce placer y descubrir nuevas sensaciones) como a quienes los usamos en compañía (por las mismas razones apuntadas antes, aplicables también a nuestr@ partenaire, además de introducir la novedad y la chispa que rompen con la costumbre y evitan caer en la rutina o ayudan a salir de ella y volver del “un misionero a la semana y porque toca” a recuperar la pasión y aumentar la frecuencia de sus relaciones sexuales).

De todo ello, sus clases, su utilización, sus beneficios y sus usos alternativos escribiré en este apartado.

Agenda web

Hoy en día puede encontrarse todo (o casi) en internet.

En este apartado te recomendaré páginas web donde podrás encontrar todo lo que te he mostrado aquí: libros, juguetes, películas, cosméticos…

Todo al alcance de unos pocos clicks.

Y como decía en la página de Bienvenid@, no esperes “otra cosa”, porque no la vas a tener.

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Agenda web

Humor gráfico

Que el sexo es para disfrutar y pasárselo bien, no hay quien lo discuta. Si se hace bien, claro.

Sólo hay que mirarse a un espejo al acabar y ver la sonrisa de gilipollas que tienes. Repito, si se hace bien.

Decía Woody Allen que “el sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reir”.

Puede que con el sexo no, pero sí con alguna de las situaciones sexuales que os mostraré en este apartado.

Porque el sexo y el humor tienen 2 cosas en común: son gratis y te hacen disfrutar.

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Humor gráfico

Música

Estoy de acuerdo en que la mejor sinfonía de una buena sesión de sexo, son los sonidos propios del momento que emiten los protagonistas del evento.

Gemidos, suspiros, una respiración acelerada o incluso algún grito, son la mejor música de fondo que puede haber en estos casos, acompañada a veces por percusiones como una cabecera golpeando en la pared o un somier para retirar…

Sin embargo, hay melodías que inspiran, animan y amenizan el momento, armonizándolo para que todo sea perfecto.

Yo voy a compartir aquí lo que comercialmente se ha llamado “música para la intimidad”.

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Música