Relatos eróticos

Fantasías sexuales, sueños eróticos, deseos incumplidos, perversiones reprimidas…

Todas estas cosas tienen algo en común: son creadas por nuestro cerebro, a veces inconscientemente, otras causadas por nuestros impulsos, otras es la ociosidad la que las provoca y otras no sólo las creamos a nuestra voluntad, sino que además nos recreamos en ellas.

Mucho escribió Freud sobre el tema y aún más tiempo se dedicó a estudiarlo.

Yo tan sólo voy a narrarlo, para que tú puedas disfrutarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s