Los Amantes

 
Es uno de esos libros que nunca sabes cómo describir. Afortunadamente para eso están las sinopsis:
 
Un hombre y una mujer se encuentran para vivir y experimentar libremente todas sus fantasías sexuales.
Él es un apasionado y experto de todas las artes amatorias, con predilección por la sodomía, y ella, quince años menor, es una joven dócil y complaciente que descubre con él nuevos límites.
El ardiente relato de una noche de pasión entre ambos, hará liberar sus instintos y dará rienda suelta a todos sus deseos y formas de amar.
La suya es una relación extrema.
Una narración erótica arriesgada que acompaña el relato de una apasionada y liberada relación sexual con momentos de ternura y sincera complicidad.
Una narración que no evita tratar sin tapujos muchos tabúes de nuestra sociedad con respecto al sexo.Comparto también palabra por palabra la opinión de Actualitte.com:

«Un libro escrito con finura que ofrece un placer delicioso. Aunque se trata ciertamente de literatura erótica, porque de alguna manera hay que clasificar los libros, todo aquel que quiera deleitar sus sensaciones debería añadirlo a su biblioteca. Un texto elegante, sin prejuicios y convincente que arrastra a la exploración, el exhibicionismo y el voyeurismo, e incluso a la confesión. Se devora con gozo.»

www.durex.com

    Durex

Decir “Durex” hoy en día es como decir “Sexo”, y por lo tanto, se merecía ser la primera página recomendada en este blog: www.durex.com

Aquí podrás encontrar de todo, desde la descripción de todos los productos de esta marca, pasando por una tienda virtual para hacer tus compras desde casa, hasta apartados de investigación sobre enfermedades de transmisión sexual, nuevos y actuales métodos anticonceptivos, e incluso una sección de consulta.

También puedes encontrarlo en Facebook como “Durex Love Sex” o “Durex ¿lo hacemos?” o bajarte su aplicación para smartphone y iphone en: www.durexlovesex.com

Durex Love Sex Durex Lo Hacemos Iphone App

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Agenda web

“Careless Whisper” y “Fast Love” de George Michael

 

Durante y después de Wham!, George Michael es un indispensable de la “música para la intimidad”.

Crea un ambiente muy propicio para los preliminares con “Careless Whisper”.

 

Y escuchar “Fast Love” mientras te hacen un cunnilingus es una pasada.

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Música

9 semanas y media

Un hombre, una mujer, una pasión irrefrenable, sexo, mucho sexo, fetichismo, juegos de dominio y sumisión, escenas de spanker y spankeer (que por si no lo sabes, son personas que les gusta azotar y que les azoten, respectivamente, durante sus relaciones sexuales), conatos de sadismo y masoquismo, infringimiento y aguante de humillación y todo aquello que la imaginación y el deseo sexual puede abarcar. Completita vaya…

Película que ha pasado a la historia por 3 cosas: por el tema central de su banda sonora durante el cual se desnuda Kim Basinger, por la escena de la comida y por ser la mejor interpretación de Mickey Rourke de toda su carrera.
Es una lástima que tan sólo hayan trascendido estas pinceladas de todo el film, pues a mi entender está entre las mejores películas eróticas de la historia del cine.
Lo mejor de la película, sin duda, la escena de sexo en la escalera del callejón bajo el agua.

de La piel de Victoria: placer y deseo Publicado en Cine erótico

Agarradero de ducha

Seguro que estás pensando “esto lo vi yo en la Teletienda, es para salir de la ducha”.

Pues sí, inicialmente ese fue el uso comercial que le dieron, un utensilio para ayudar a personas mayores o impedidas en su aseo personal.

Sin embargo la industria del placer sabe dar usos alternativos a objetos tan útiles como éste.

Así pues, puedes encontrar este práctico asidero en un sex-shop normal u on-line, y en diferentes formatos. y darte un buen homenaje de sexo bajo el agua sin miedo ni peligro de caerte.

También lo encontrarás en los “Todo a 100” de tu barrio mucho más barato, que para gastarse en sexo, bastante caros están ya los preservativos.

                                       

Delfín vibrador

Te estarás preguntando, a no ser que seas propietari@ de uno, ¿qué es ese delfín que menciono en mis relatos?

Se trata de un vibrador con la forma de ese animal, debido a que se diseñó para poder ser usado en el agua. El compartimento de pilas es totalmente hermético y puede sumergirse en el agua por completo.

Además la forma de su morrito es perfecta para estimular tanto el clítoris de forma superficial como el punto G en la penetración.

Tiene unas dimensiones de 14cm de largo y 3,5 de diámetro, algo más del tamaño medio del pene, que ronda los 12-13cm de largo y los 3 de diámetro.

Tiene varios ritmos de vibración y varios niveles de intensidad.

En definitiva, un vibrador bastante completo, sólo superable por los de dos apéndices que estimulan el clítoris y penetran a la vez.

Esto en cuanto a mujeres se refiere. En cuanto a los hombres, no tengo conocimiento de sus resultados. Si averiguo de alguno que lo tenga y lo use, lo contaré.

Desayunando juntos

Arrodillada en la cama, Él acaricia mis pechos y me come la boca mientras me quito lo que fue un camisón y que ahora sólo servirá para limpiarnos los restos de este desayuno.

Mientras Él juega con mis pezones, le unto y lamo el chocolate por la barbilla, por el cuello, por el hombro…

Él sacude el frasco de nata, me cubre un pecho con ella y lo chupa hasta dejarlo limpio, y muerde el pezón mientras retuerce el otro hasta oirme gemir.

Me da un empujón y me tira sobre la cama. Se arrodilla sobre mi cuello y, tras quitarme el chocolate, se unta completamente la polla y me dice:

– Buen provecho.

Empiezo a lamerla despacio, de abajo a arriba, hasta chupar la punta. Sólo el chocolate podía hacer aún más delicioso y placentero comerme esta polla que tengo en la boca.

Me encanta comérsela así, mirarle a los ojos mientras lo hago, puedo ver en ellos el deseo y el placer que siente y cómo va en aumento, eso me pone cada vez más cachonda.

La polla ya está limpia pero no puedo dejar de chuparla, me encanta hacerlo, tenerla en la boca y que se corra en ella, pero Él me lo impide quitándose y dándome la vuelta.

Me unta el culo con nata, se pone a cuatro patas sobre mi espalda y lo chupa y muerde mientras yo me masturbo y le susurro:

– Cómemelo… Cómeme el coño cariño…

Estas palabras le hacen saltar de la cama, darme la vuelta y, mientras me unta el coño con nata me dice:

– Voy a comerme la nata de tu coño y tú vas a tragarte toda la que salga de mi polla ¿entendido?

– Dámela ya cariño, dame tu polla. -le digo mientras nos montamos el 69-.

No tardo mucho en saborear su “nata”, mientras Él tarda un poquito más en limpiar la de mi coño y comérselo hasta hacer que me corra de placer.