¿Soy una buena sumisa?

image

Esta última sesión ha sido muy intensa, siento palpitar cada músculo de mi cuerpo.
El agotamiento también ha hecho mella en él, quizá por no relajarme del todo y haberme dejado llevar, por querer controlar el dolor en lugar de dejar a mi AMO que lo haga.
A veces tengo la sensación de no ser una buena sumisa.
La mayoría de sumisas tienen claro que lo son, y la duda está en si son raras, si es correcto desear y sentir lo que desean y sienten, si son normales.
Hoy en día con el tema de la igualdad a nivel de trabajo, derechos, deberes y libertad sexual, ¿debemos sentirnos ir a contracorriente si deseamos ser sometidas al tener sexo, que nos azoten el culo, ser atadas o esposadas, amordazadas, obligadas a hacer una mamada…? en definitiva, si nos gusta ser tratadas como juguetes sexuales o que nos sometan a un sexo violento, no es síntoma de un desequilibrio mental.
Pero ¿y si eso no es suficiente? ¿y si no soy una buena sumisa?
Me encanta que mi AMO me diga lo que tengo que hacer en la cama, me gusta que lleve la iniciativa, prefiero posturas en que quedo debajo atrapada por su cuerpo o que me limitan los movimientos.
Me encanta que me diga puta, zorra o perra mientras me penetra violentamente y siento que soy incapaz de correrme si no lo hace.
Es fantástico que me ate las manos inmovilizándome mientras me penetra mirándome fijamente a los ojos, que me coja del pelo y tire de él hacia mi espalda arrastrándome y tirándome contra la cama mientras me dice al oído que soy su puta y me ordena ponerme a cuatro patas. Me gusta esa sumisión, me chorrea el coño solo de pensarlo.
Me encanta que me baje las braguitas y empiece a azotarme el culo, me resulta morboso, me pone muy caliente sentir ese ardor o escozor.
Sueño con que me ate los brazos sobre la cabeza y, contra la pared, me azote con la fusta los pezones, el coño, el culo…
Quiero que me ate manos y pies a la cama, inmovilizándome en X, para que no pueda impedir que te penetre, que me use…
Adoro que me pellizque los pezones y, mientras mi cara expresa dolor, ver en la de él una sonrisa malvada.
Quiero todo esto y quiero más, mucho más, y quiero que sea mi AMO quien lo haga.
Creo que sí soy una buena sumisa y quiero dar a mi AMO placer con mi dolor.
La pregunta es ¿querrá ÉL seguir dándome dolor?